-

-

miércoles, 20 de abril de 2016

INICIAMOS LOS PREPARATIVOS PARA LAS OBRAS DE INFRAESTRUCTURA DEL COMEDOR INFANTIL


Otro año más, de manos de las Hermanas TT. Franciscanas del Rebaño de María, comenzamos a dar los primeros pasos para poner en marcha una nueva fase del PROYECTO OBRAS DE INFRAESTRUCTURA EN SALONES PARA TALLERES Y COMEDOR INFANTIL EN JENARO HERRERA – LORETO – REQUENA - PERÚ

El poblado (Caserío, en la terminología territorial peruana) Jenaro Herrera está situado en la provincia de Requena, Departamento de Loreto, en la selva baja de la Amazonía atravesada por el río Ucayali. En las épocas del año en que se producen las crecidas del río citado las modestas cosechas de las que dependen los aproximadamente 6.000 habitantes del poblado se malogran y se produce en consecuencia la necesidad de encontrar alimentos reflejándose inmediatamente en la desnutrición, especialmente dramática en el caso de la población infantil.

Las citadas crecidas del Ucayali dejan depositados bastantes residuos y basuras que atraen a los mosquitos llamados “zancudos” que nos ocasionan enfermedades como el dengue, el zika y otras. 

Esto exige en el presente año hacer obras de protección para evitar la entrada de estas plagas en los espacios de talleres para protección de las madres y de comedor infantil fundamentalmente para los niños. Son muchas las horas que están los niños y niñas con sus madres en el centro, ya sea en el comedor, ya en las clases de apoyo, y hay que intentar disponer de un ambiente sano y favorable, donde estén con ganas aprendiendo y compartiendo una vida algo mejor que en sus casas, y al mismo tiempo motivar e informar a las madres para que mejoren sus propias viviendas con materiales propios del país.

Las Hermanas cuentan con dos talleres de madres donde aprenden corte y confección, además del cuidado integral de sus hijos, y a través de los proyectos tienen materiales a muy bajo coste que les favorece para poder hacer y vender y ayudarse a su economía.

Los indicadores promedio de salud de la región, y sobre todo los referidos al medio rural, muestran altos niveles de precariedad y exclusión social, respecto al resto del país, así de las familias pobres y extremadamente, un 46% de niños menores de 5 años tienen desnutrición crónica, 71 niños de cada mil fallecen antes de cumplir el primer año de vida (Maynas 58,7; Loreto 76,1; Requena 88,0 y Ucayali 81,9), con una tasa de mortalidad materna de 27,4 por 10,000; mientras que la tasa global de fecundidad de 7,4 hijos por mujer y la tasa de natalidad alcanzó a 27,3 por 1,000 habitantes.

Respecto a la cobertura de los servicios esta continua siendo deficitaria, lo cual se manifiesta en 4,5 médicos, 4,2 enfermeras, 1,6 obstétricos y 11 técnicos de enfermería por 10.000 habitantes.

La compañía religiosa de Hermanas Terciarias Franciscanas del Rebaño de María, fundada en Cádiz a finales del siglo XIX, estableció una misión en Jenaro Herrera y hace más de 15 años decidieron construir un comedor para proporción una aportación alimentaria a los más débiles, los niños, y ayudando y formando a sus madres.

Actividades:
1. Reunión de coordinación con las madres beneficiarias del programa para informar los lineamientos del programa.
2. Reparto diario de almuerzo diario en el comedor.
3. Visitas domiciliarias para verificar el uso y consumo de los alimentos del niño desnutrido
4. Desparasitación trimestral de los niños del programa
5. Realización de mingas de limpieza con todas las madres del programa.
6. Cloración del agua.
7. Realización de sesiones educativas sobre recetas alimenticias cocina, repostería contribuyendo las mismas al costo.


Otras actividades de apoyo:
1. Realización de talleres mensuales dirigido a promotores en temas anteriormente mencionados.
2. Seguimiento y acompañamiento a los promotores

El comedor está funcionando en el caserío de Jenaro Herrera, Provincia de Requena, Departamento de Loreto, unos 6.000 habitantes en selva baja del río Ucayali. Cuando es grande la creciente del río, la cosecha se malogra y hay mucha necesidad de alimento, es por lo que las Hermanas, viendo a los niños desnutridos, decidieron poner en funcionamiento el comedor que apoyamos. Además, tienen otros dos salones: Uno, para pequeños (105 niños/as) y de algo más mayorcitos (72 niños/niñas). Y se utilizan igualmente para trabajar con las madres de los niños/niñas y con los abuelos que por sus circunstancias están relacionados con ellos en algunos casos.

El comedor lo tienen en salones de usos múltiples, que ya llevan funcionando más de 15 años por lo cual la cocina y los techos, están en muy malas condiciones, y para lo que ponemos en marcha este proyecto.

Si deseas COLABORAR, ayudándonos en su financiación, las estarás ayudando a ellas y, lo que es más importante, a todos esos niños y niñas que ellas atienden. PARA ELLO sólo tienes que dirigirte a nosotros utilizando el formulario de contacto QUE MÁS ABAJO APARECE.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *